4 sencillos remedios caseros para el insomnio

4 sencillos remedios caseros para el insomnio

insomnio, remedios caseros

Entre tantas responsabilidades que tenemos,  tanto estrés y quehaceres, y muchos más factores, podemos tener dificultades para dormir, llegando incluso a descontrolar nuestro horario del sueño. En este caso, cuando la situación realmente lo amerita, hay varios remedios caseros para el insomnio que podemos probar.

Igual que siempre decimos: nunca está de más recordar que, antes de probar cualquiera de estos remedios, debemos consultar bien sea a nuestro médico u otro con buenas recomendaciones y así evitarnos cualquier problema de salud adicional.

#1. Bocadillos antes de dormir

Hay algunos alimentos que, si se comen antes de ir a dormir como bocadillos pueden ayudarnos a conciliar el sueño, lo cual los convierte en excelentes remedios caseros para el insomnio.

Por ejemplo, una rebanada de pavo o pollo, o un plátano antes de ir a la cama. Estos alimentos contienen triptófano, un aminoácido que produce serotonina, una sustancia química del cerebro que ayuda a dormir.

También se puede probar con un vaso de leche caliente y una galleta, o leche caliente con una cucharada de miel. Estos alimentos ayudan a que el triptófano entre al cerebro, un relajante para dormir que no debes despreciar.

La comida picante o azucarada, incluso a la hora de cenar, por lo general es una mala idea. Las especias pueden irritar el estómago y cuando este se revuelve, también tú. Ingerir una gran cantidad de alimentos azucarados, especialmente el chocolate, que contiene cafeína, puede hacer que te sientas nervioso.

Considera, además de esto, evitar las comidas grandes muy tarde en la noche. Normalmente se necesitan entre 3 y 4 horas para digerirlas, lo cual podría mantenerte despierto más tiempo del usual.

#2. Remedios caseros para el sueño con lavanda

La aromaterapia es algo que ayuda muchísimo a más de una persona cuando necesita relajarse y descansar, así que no deseches la idea de intentarla y mucho menos con una planta aromática tan agradable como la lavanda.

Hay estudios que demuestran el efecto de algunos aromas como remedios caseros para tratar el insomnio, y específicamente hablando de la lavanda, se demostró que su olor provoca somnolencia en el cuerpo.

¿Qué es lo que nos hace falta?

 

  • Una bolsita de tela
  • Un poco de hilo
  • Algunas hojas de lavanda
  • Aceite esencial de lavanda

 

Coloca las hojas de lavanda en la bolsita y cósela con el hilo para que no se salgan, puedes añadir algunas gotitas de aceite en la tela para tener un olor más fuerte si quieres, luego coloca la bolsita debajo de tu almohada o en tu mesa de noche, de forma que te lleguen los olores.

Si quieres variar un poco, busca algunas opciones, otros aromas que puedas probar, combinar o usar individualmente, de forma que tengas diferentes alternativas y no te aburras de la lavanda.

#3. Melatonina para dormir mejor

La melatonina es un químico muy importante para el sueño, pero nuestro cuerpo necesita encontrarla en los alimentos que ingerimos. Puede sonar difícil, pero la realidad es que hay dos frutas muy comunes y fáciles de conseguir que la contienen: las cerezas y la banana, las cuales funcionan excelentemente como remedios caseros para el insomnio.

Las cerezas pueden servir como comida y bebida, garantizando la melatonina en el cerebro, pero en caso de jugos apuesta siempre por los naturales, sin aditivos químicos, o hacerlo tú mismo, en cuyo caso deberías cuidar de no agregar mucha azúcar, solo la necesaria o algún endulzante alternativo.

En las bananas, además de encontrar la melatonina, también le darás potasio y magnesio al cuerpo, lo cual ayuda a que tus músculos se relajen, liberen tensión y puedas descansar mucho mejor. Come 1 o 2 media hora antes de dormir, los resultados no tardarán.

#4. Los dulces como remedios caseros para tratar el insomnio

Ya sé que antes dijimos “cero dulces”, pero el azúcar en pequeñas cantidades puede ayudarnos a conciliar el sueño y a que tengamos un mejor descanso.

Una taza de leche con galletas de chocolate o con chispas de chocolate es la combinación más famosa para ir a la cama, así que no pierdes nada con probarla, y si no te ayuda, al menos te darás un buen gusto.

Otra opción es la miel, un endulzante natural bajo en calorías muy sencillo de conseguir. Agrega una cucharada a tu taza de té de hierbas o una de leche tibia, toma con calma, sin prisas y déjate relajar sorbo a sorbo.

Es fácil ver que cualquier problema tiene solución, que lo que necesitamos es sencillo de conseguir y no hace falta ir al otro lado del mundo para resolverlo. Cuando con revisar nuestro hogar, algunas compras y buena investigación podemos solventar este problema tan molesto como el insomnio y sus consecuencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *