Descubre 5 increíbles remedios caseros la tos

La tos es muy molesta y puede entorpecer nuestros planes y puede ser difícil pagar los medicamentos, por eso te dejamos una lista de remedios caseros para la tos, sencillos y efectivos.

¿Son remedios caseros para la tos económicos?

Todos nos hacemos esa pregunta cuando nos hablan de alternativas, pero puedes calmar esos nervios porque sí es el caso. Cosas tan sencillas como la miel, almendras, ajo y orégano, los mismos que usas parar las comidas, son excelentes opciones a la hora de buscar alivio.

#1. La miel y sus remedios caseros para la tos.

remedios caseros para la tos

La miel es uno de los remedios más usados desde la antigüedad para aliviar la tos. Solo basta ver comerciales para darse cuenta de que incluso las medicinas modernas la incluyen en sus jarabes.

De acuerdo con un estudio que se llevó a cabo en 2007, la miel alivia la tos mejor e incluso en menos tiempo que muchas medicinas actuales que llevan dextrometorfano, así que recuerda tratar la tos con miel antes de ir a la farmacia, ¡te puede salir mejor!

  • Para tratar la tos con miel puedes hacer una bebida casera con té de hierbas o agua ligeramente caliente con limón, agregas un poco de miel, la cual actuará como calmante, mientras que los demás componentes se encargan de la congestión.
  • En nuestra lista de remedios caseros para tratar la tos no puede faltar uno de los favoritos, que es mezclar leche tibia, preferiblemente orgánica – no mires mucho los cartones con conservantes – con una cucharada de miel. Sirve de maravilla para parar la tos seca si se toma antes de dormir.
  • Otra forma sencilla de tratar la tos con miel, y que complementa la anterior, es comer tres cucharadas diarias de miel cruda y orgánica. Puede que cueste un poco conseguirla, pero vale la pena dado que el alivio no se hace esperar.

#2. Pasta de almendras fácil de hacer

remedios caseros para la tos

Las almendras tienen propiedades nutricionales que juegan un papel activo en la curación de la tos, por lo cual son unos de los remedios caseros para la tos más sencillos que existen. Solo sigue la receta y verás lo fácil que es de usar.

Necesitarás:

  • 5 o 6 almendras.
  • Agua
  • Una cucharada de mantequilla.

Procedimiento:

Deja remojando las almendras en el agua de ocho a diez horas, sácalas, haz una pasta suave con ellas usando un procesador de alimentos o una licuadora, lo que prefieras, añade la mantequilla y mezcla bien. Come de 3 a 4 veces por día hasta que los síntomas desaparezcan.

#3. Jugo de zanahorias

remedios caseros para la tos

Las zanahorias tienen vitaminas y nutrientes que ayudan a aliviar varios síntomas, volviéndolas excelentes remedios caseros para tratar la tos.

Procedimiento:

Haz jugo fresco con cuatro zanahorias, agrega agua para diluir un poco, y si quieres mejores resultados junto con mejor sabor, añade también una cucharada de miel. Beber de tres a cuatro veces por día será más que suficiente.

#4. El popular jengibre

remedios caseros para la tos

El jengibre es fácil de conseguir, versátil y es un ingrediente de precio accesible. Lo mejor es conseguirlo en su estado natural, nada de procesados y como hemos dicho mucho mejor si es orgánico, volviéndolo uno de los remedios caseros para la tos, más populares.

Procedimiento:

Córtalo en rodajas, aplasta ligeramente, colócalos en agua y lleva a ebullición. Te quedará una solución a base de hierbas para beber de tres a cuatro veces al día para aliviar el dolor de garganta, la imparable tos e incluso la congestión. También puedes agregar un poco de jugo de limón y miel para mayores beneficios y mejor sabor.

Si es tos seca, cortas un trozo de jengibre fresco, le espolvoreas un poco de sal encima y los masticas durante unos minutos. Si ves que te molesta  – por su sabor crudo – , entonces opta por el té que es igualmente efectivo.

#5. Remedios caseros para tratar la tos con ajo

remedios caseros para la tos

El ajo es un antimicrobiano y expectorante eficaz, lo que hace que sea una adición valiosa a nuestra lista de remedios caseros para tratar la tos. La University of Maryland Medical Center cita un estudio que sugiere que el ajo podría ayudar a prevenir los resfriados y disminuir sus síntomas.

¿Qué se necesita para tratar la tos con ajo?

  • 5 dientes de ajo pelados
  • Una cucharada de manteca

Procedimiento:

Debes aplastar ligeramente unos 5 dientes de ajo pelados y saltear en una cucharadita de manteca; consumir cuando aún está caliente para el alivio de la tos y el resfriado. Usa este salteado en tus platos siempre que sea posible para tener más remedios caseros para la tos.

Por ejemplo, hazlo con el rasam, una receta típica de la India y tendrás una sopa medicinal que te suavizará la garganta y también ayudará a licuar la mucosidad espesa, por lo que es fácil deshacerse de la flema.

¿Otra receta para tratar la tos con ajo? ¡Claro que sí!

  • Un vaso de agua
  • 2 a 4 dientes de ajo
  • Una cucharadita de orégano
  • Una cucharada de miel

Procedimiento:

Hierve el agua y añade los dientes de ajo. Mientras hierve, agrega el orégano y luego que se enfríe por unos minutos, añade la miel. Consume la mezcla dos veces al día. Esa una forma efectiva de tratar la tos con ajo.

Es bastante sencillo conseguir remedios caseros para tratar la tos y que sean efectivos, ¿no? Prueba los que más te llamen la atención, aquellos que sepas no te harán ningún daño y verás cómo comienzas a experimentar los beneficios.

Y, como también hemos dicho antes, recuerda consultar con tu médico si crees que alguno de estos remedios caseros para la tos podría ser perjudicial para ti por alguna razón. La idea es solucionar un problema, no salir de uno y entrar en otro posiblemente más agudo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *