Té verde con leche: ¿mala combinación?

Té verde con leche: ¿mala combinación?

Ya hemos hablado del té verde, cómo prepararlo, sus beneficios, diferentes recetas, entre otras cosas, pero hay aún una pregunta por responder: ¿Es el té verde con leche  una mala combinación?

¿Es malo beber té verde con leche?

Mientras que muchas personas beben el té por sus efectos relajantes y rico sabor, también muchos otros lo beben por los beneficios que tiene para la salud: prevención de enfermedades, nutrientes, vitaminas y demás efectos que conocen muy bien culturas antiguas como la china y la hindú.

El té verde tiene muchos ingredientes activos que contribuyen con  nuestra salud y que ayudan a tener una mejor vida. Es una bebida natural especialmente rica en antioxidantes y vitaminas.

Se han encontrado pruebas de que:

  • Ayuda a mejorar nuestro sistema inmunológico.
  • Sirve para controlar los niveles de azúcar en la sangre.
  • Reduce el daño a las células.
  • Previene enfermedades cardiovasculares, así como también del cerebro y varios tipos de cáncer.

te verde

Al agregar leche al té verde, sin embargo, sus efectos beneficiosos sobre el sistema vascular desaparecen casi al instante, incluso hay quienes dicen que una sola gota de leche puede afectarlo lo suficiente.

En un pequeño estudio llevado a cabo en 16 mujeres sanas, científicos compararon los efectos del té en su sistema vascular, unas bebiendo té verde común y otras tomando la combinación de té verde con leche.

En el estudio se encontró que uno de los beneficios es que el té relaja los vasos sanguíneos, es decir, que mejora la dilatación mediada por flujo, algo que no sucede cuando decides beber té verde con leche.

Algunos investigadores creen que la explicación de que esto suceda por beber té con leche, o al menos la más probable, es que las caseínas – proteínas presentes en la leche –  forman complejos con las catequinas del té, sus componentes más importantes.

Además de esto, – y gracias a otros estudios realizados por este mismo grupo –  se supo que las proteínas en la leche de soja tienen el mismo efecto que la leche regular. Es decir que es muy probable que sea perjudicial agregar leche de soja al té verde.

“¡No le voy a agregar leche al té verde!”

Seguro estás a punto de desechar la idea, conviene escuchar ambos lados de la historia, ¿no crees? Si bien todo lo que hemos dicho hasta ahora viene de estudios profesionales y serios, también hay personas que dicen que no hay evidencia suficiente para pensar que beber té con leche puede afectar nuestro cuerpo.

“No hay pruebas convincentes de que la leche sea un problema”, dice Alan Crozier, profesor de la Universidad de Glasgow, Escocia. Él explica que los tés están cargados de flavonoles beneficiosos, y por lo general, al agregar leche al té verde, las personas sólo añaden un poco de leche.

La cantidad de leche no va a interferir mucho con la forma en que son absorbidas (las catequinas),” dice Crozier. Su impresión es que la leche no detiene los compuestos bio-activos, en este caso las catequinas, de ser absorbidas.

Crozier asegura que las proteínas de la leche pueden ralentizar el proceso, pero que no hay evidencia suficiente para decir que es un efecto permanente por agregar leche al té verde.

En pocas palabras, ¿qué significa todo esto? Que puedes beber té verde con leche de vez en cuando, aunque debes cuidar la cantidad que agregas para que los beneficios no se vean tan afectados.

¿Qué te recomendamos nosotros para esto? Algo bastante sencillo y fácil de seguir: por las mañanas, puedes acompañar tu desayuno con una taza de té negro con leche y un poco de azúcar para endulzar.

Pero en lo que a té verde respecta, tómalo por las tardes luego del almuerzo con algunas horas de diferencia, unas 2 o 3 estará bien, pero sin nada de leche para aprovechar todos los beneficios.

De esta forma, si eres de los que gustan de tomar té verde con leche, tendrás una alternativa, un bebida diferente pero de gran sabor y los efectos de beber el té en estado puro.

Últimas recomendaciones

Dejando un poco de lado el tema de si agregar leche al té verde, debes saber que si lo estás bebiendo para perder peso, lo mejor es hacerlo luego de comidas, especialmente si estas son altas en grasa. Si, en cambio, tienes problemas digestivos, lo ideal es 2 horas antes o después de las comidas.

Pero es importante que evites tomarlo mientras comes, pues afecta la absorción de nutrientes en la comida o con el estómago vacío, ya que provoca deshidratación y activa los jugos gástricos, lo cual puede terminar en una úlcera gástrica.

Ya lo sabes, no es tan malo beber té con leche, siempre y cuando no abuses, consultes con el médico, el nutricionista o el  entrenador si estás siguiendo una rutina de ejercicios que incluya indicaciones alimentarias.

¡No dejes de leernos ni de visitarnos! ¡Tenemos más artículos interesantes para ayudarte a lograr una vida más sana y una mejor alimentación!

 

Siempre es recomendable antes de consumir cualquier cualquier nueva dieta y cualquier remedio y/o producto natural consultar a su medico de confianza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *